EL MAGOEZ EN LA GAVETA ECONÓMICA






#22, 30 de julio de 2017

¿10 años perdidos? Puede, y mientras tanto sin notarlo apenas "el gran cambio":

NUEVO  “10 AÑOS, UN SUSPIRO

#21, 25 de junio de 2017
Sobre el papel doble que jugamos en economía y sociedad, peligros de renunciar:

#20, 28 de mayo de 2017
Sobre el PIB y sus limitaciones, mismo PIB no significa iguales, el PIB como indicador:

 “¿Y CÓMO ANDA SU PIB?


#19, 30 de abril de 2017
Sobre el valor añadido y el origen de los productos, dicotomía: de cerca o de lejos:

#18, 26 de marzo de 2017
Sobre la Unión Europea y la peligrosa coyuntura actual ¿Habrá Europa a fin de año?

#17, 26 de febrero de 2017
Sobre la autarquía y el aislacionismo, peligros del "yo primero":
#16, 29 de enero de 2017
Sobre el poder omnímodo de las grandes corporaciones:

#15, 30 de diciembre de 2016
Algo ha cambiado, adecuarse o morir::

#14, 27 de noviembre de 2016
Una generación para cambiar, mejorar y madurar:


#13, 30 de octubre de 2016
Los años locos y felices que no volverán. Un Nuevo Mundo.

#12,  25 de septiembre de 2016
A cuenta de las pensiones:
                    
#11,  31 de julio de 2016
El nuevo capitalismo naciente, el mundo cambia:

#10, 26 de junio de 2016
Secuelas de la crisis, lo que tal vez nunca vuelva:

#9, 26 de mayo de 2016
Leyendas y otras medias verdades...
                                        
#8, 24 de abril de 2016
¿Podremos pagar? Que no se pare el mundo…

#7,  27 de marzo 2016
El lenguaje si importa:

#6, 26  de febrero 2016
Sin armas monetarias:

#5, 29 de enero de 2016
El nuevo equilibrio mundial:

#4, 31 de diciembre 2015
Gastar sin pensar:

#3, 27 de noviembre 2015
Mensajes interesados:

#2, 30 de octubre 2015
La teoría económica está obsoleta:

#1, 23 de septiembre 2015
Cuando importa más el mensajero que el mensaje:


VOLVER A INICIO  DEL BLOG


“10 AÑOS, UN SUSPIRO”


.
Casi diez años, un suspiro. Un banco americano revienta y parecía lejísimos. La estructura financiera se va derruyendo lenta y constantemente. El mundo conocido como occidental entra en crisis; se contagia el sistema financiero mundial con el virus de la inseguridad. Los activos y pasivos financieros se llenan de carcoma y ya no se sabe cuáles están bien y cuáles contaminados. La propia manera de generar dinero empaquetando riesgos y recolocándolos toca a su fin. La desregulación financiera deja de generar beneficios, entra en acción la ley de los rendimientos marginales decrecientes y la estadística del riesgo avisa ¡Así poco más!
Hace poco más de 10 años que sobre la última de las infraestructuras construidas y sobredimensionadas se ha edificado un mundo global. Internet saca de sus madrigueras lo bueno y lo malo de las sociedades. Los controles dejan de ser eficaces. La electrónica hace saltar todas las barreras. Un nuevo orden se hace preciso. La convulsión del sistema moribundo derriba comportamientos perennes. El sistema de poder difumina sus fronteras y nuevos actores empiezan a intervenir de manera activa. Se acabó el estatus quo, todo se mueve, todo cambia. Las relaciones de fuerza, poder y comercio cambian al ritmo que masas ingentes de habitantes del mundo quieren dejar de pasar hambre y penalidades. Antes era muy fácil: el occidente desarrollado dominaba, ahora, ya no hay espacio para ello, los antiguos segundones lejanos empiezan a dejar de ser segundones y salen de sus cuevas tradicionales con una voracidad y avaricia que ya no tenían los antiguos señores del poder ¡No es solo una crisis del sistema financiero, es una crisis de un sistema!
 Hace casi 10 años que cambiaron el Mundo y sus circunstancias. Casi todos lo sufrimos y muy pocos se dieron cuenta de que la cosa iba en serio. Nada volvería a ser como antes. El nuevo modo de relacionarse y la organización de la producción de bienes y servicios tenía que ser distinto. Cuando dejamos de ser poderosos la zona de confort se reduce, si no desaparece. Todavía me duele oír a políticos, sindicalistas y tertulianos pronosticar que todo volverá a ser como antes. Mentira, nada volverá a ser como antes, las relaciones de fuerza han cambiado. Otro mundo ha nacido, otra nueva división se ha fraguado los pre-milenials que casi no cambiaremos, en todo caso seremos más pobres, y los milenials que saben que nos es fácil que lleguen al bienestar de sus progenitores y que saben perfectamente que la cosa será más dura y menos estable. Esa es la raíz de la mayoría de las políticas de desmontaje del entramado político que estamos viendo. Se dan cuenta escribo como un viejo pre-milenial.
  Hace 10 años que no sabíamos, ni habíamos oído hablar, de economía colaborativa, de smart-aparatos, de low-cost, de economía circular, de coches autónomos, de app-para-todo, de marketing emocional, y de otras cosas parecidas ¿Todavía dicen que la crisis ha sido económica? La catarsis que hemos sufrido está escondida entre los pliegues de la cortina económica. Los ocho mil millones de humanos que somos han empezado a caminar y a comer. La vieja occidente va ocupando paulatinamente su lugar, o lo asimilamos o seremos barridos como cultura. Ya lo estamos siendo como economía. Hay quienes estando en la periferia hacen esfuerzos erróneos para seguir figurando; hay pueblos que pasan hambre porque sus señores al escoger entre mantequilla y cañones han elegido estos últimos.
Hace 10 años un relativamente pequeño banco quebró en América, parecía una anécdota. Hace diez años cambió el Mundo. En los últimos 10 años que la gobernanza del mundo trata de que la cosa sea lo menos traumática posible. La bomba financiera sigue ahí, enmascarada por las facilidades financieras de los bancos centrales a la economía ¿Vale la pena salvar las financieras? ¿Cuánto tiempo podrán aguantarse los tipos de interés cero o parecido? Hemos perdido 10 años poniendo parches y ahorrando papel higiénico y bolígrafos, años que podíamos haber dedicado a cambiar el Mundo, al menos, nuestra sociedad próxima. Ahora: hijos que nunca serán clase media, mileuristas. Dos clases milenials y pre-milenials, y a pesar del cariño mutuo: irreconciliables ¡10 años perdidos!¡10 años de cambio! 
 ¡Hala, buenas vacaciones y que les vaya bien! Hasta el mes que viene. Un saludo de

En Las Medianías, que es mi sitio, a domingo, 30 de julio de 2017.





ALGUNOS COMENTARIOS ANTERIORES A ESTE:


#21, 25 de junio de 2017
Sobre el papel doble que jugamos en economía y sociedad, peligros de renunciar:

#20, 28 de mayo de 2017
Sobre el PIB y sus limitaciones, mismo PIB no significa iguales, el PIB como indicador:

 “¿Y CÓMO ANDA SU PIB?


#19, 30 de abril de 2017
Sobre el valor añadido y el origen de los productos, dicotomía: de cerca o de lejos:

#18, 26 de marzo de 2017
Sobre la Unión Europea y la peligrosa coyuntura actual ¿Habrá Europa a fin de año?