CONSEJOS PARA QUE EL 2017 SEA TU GRAN AÑO


¿NEARDENTHAL O CROMAGNON?

En mis últimas reflexiones, posiblemente inconscientemente, he ido analizando distintas nuevas facetas de la vida económica. En una de ellas intuía claramente que una nueva etapa en las relaciones económicas se ponía en marcha (lo conté en mi reflexión Capitalismo 3.0). Algo está pasando y algo nos perturba. Las cosas ya no son como siempre, nos sentimos inseguros y desasosegados. La zona de confort se difumina, se encoje. El nuevo mundo multipolar está en marcha, y los periódicos están llenos de agoreros sacados de aquel cuento de “¡Que viene el lobo!”. Ahora, en la prensa económica lo que vienen son los cisnes negros y el mercado se asusta. Si el mercado lo puede descontar no es un cisne. No se dejen engañar, por definición un cisne negro no avisa llega a traición. Ante esta incertidumbre la reacción del torpe es acorazarse y construir a su alrededor una burbuja (proteccionismo económico), ¡error! Cerrar fronteras conduce a sentirse invadido cuando no a ser invadido (preludio de tambores de guerra) Lo que tenemos claro es que algo está cambiando, no lo entendemos del todo pero sabemos que algo cambia. La vida, las expectativas y la economía son distintas.
 Siempre me llamó la atención aquellos análisis de las relaciones y los modos de producción. De como son las relaciones entre los individuos y como se organiza la sociedad para conseguir bienes ¿Recuerdan?: Modo de producción tribal, modo de producción asiático, la ciudad antigua, la sociedad feudal y la sociedad capitalista con sus tres escalones: el capitalismo comercial, el capitalismo industrial y el capitalismo financiero y colonial. Pienso que hay una parte del capitalismo que ha sufrido una crisis sistémica. Los Neardenthales conviven con los Cromagnon. Posiblemente el capitalismo financiero y colonial ha mutado, ahora es financiero, multipolar y “plano”, todos se relacionan con todos, todos, o casi todos, compiten por el poder. El Mundo se ha convertido en variable y las relaciones son más líquidas. Nacen nuevas posibles soluciones y teorías. La mayoría quieren volver a la comodidad anterior que nunca volverá. Las utópicas soluciones “antiguas” de algunos ya no valen, eso es igualar por abajo. El inmovilismo proteccionista y el retorno al status quo anterior, también es como  firmar una condena de muerte por inanición. La mujer de Lot se cristalizó por mirar atrás. El nuevo modelo (modo) está naciendo, habrá, como en todo, ganadores y vencidos.
 Aparecen paulatinamente nuevas relaciones de producción, nuevas relaciones de producción que en algunos casos son globales y en ellas prima la cantidad, la rapidez y, sobre todo, el precio. En otros casos esas relaciones son locales, de proximidad, en ellas lo importante es la calidad y la tradición, el precio importa menos. Se vuelve a repetir la historia de los años cincuenta,  cuando el pollo era para los domingos, cuando todos pudieron comer pollo dejó de ser un producto de lujo. Ahora aparece el “pollo de corral” criado libre como nuevo consumo especial y más caro. Antes solo los ricos tenían coche, luego todos lo tuvieron y ahora no hace falta ser propietario para poder usarlo como transporte. Pasa algo parecido con los apartamentos turísticos. Lo más importante es que ni el que te consigue el coche o el apartamento son propietarios de ellos. Hacienda los persigue cuando lo que realmente ha ocurrido es que las relaciones de producción han cambiado y la legislación, cuando no la mentalidad, permanece incólume. La nueva realidad se convierte en marabunta intelectual. Elijan ustedes: ¿Neardenthales o Cromagnones?
Si se sienten “desinquietos” no se preocupen, es normal. Si sienten que nada es igual y que todo ha cambiado es que todavía les queda sensibilidad, es verdad, está apareciendo un “nuevo modo de producción”, unas nuevas relaciones económicas, fruto de la era tecnológica que nos ha tocado vivir. Todo cambia, estamos en “época de mudanza”, su zona de confort se licúa, muévase, dese cuenta que todo ha cambiado, que la “nueva normalidad” se ha instalado ya  y  de usted depende elegir cual va a  ser su nuevo papel en el “nuevo modo” de convivir: ¿Neardenthal o Cromagnon? Ganar o perder, esa es la cuestión.
¡Hala, que les vaya bien! ¡¡Feliz año!! Hasta el mes que viene. Un saludo de

En Las Medianías, que es mi sitio, a viernes, 30 de diciembre de 2016.